8 de mayo de 2017

En el llamado Día de la Madre


Te despides con esa sonrisa amada ―tu sonrisa―, que se mantiene en el aire a pesar de la ausencia. Desde la otra orilla, te transformas en el rehén de la memoria ―mi memoria― perpetuando un adorable cuento para niños.