24 de junio de 2016

Insomnio


Maldita y eterna noche,
por culpa de un imposible
que no me lo pareció.
Por tus enredos sutiles
que mi pasión aceptó.
Por tus firmes argumentos,
que al fin dejaron de serlo 
y me han roto el corazón.

Del poemario ENTRE NOSOTROS