18 de septiembre de 2016

He visto


He visto grandes desiertos
donde sembrar esperanza,
y donde el agua no avanza
he visto ríos fluyendo.
Hoy he visto a las estrellas
brillando por la mañana,
y al sol quemando con fuerza
en plena noche cerrada.
He sentido que la vida
salía de mí desbordada,
y me han dicho que es mentira,
que lo que he visto no estaba,
que es la mirada evasiva
de mi alma enamorada.

Más yo no creo que ocurra
lo que dicen que me pasa,
que mis ojos no me mienten
cuando cierras tus pestañas
y se abre un nuevo mundo
en el que tú me acompañas.
Porque salen las palabras
de esa boca que me habla,
y las cosas que me dices
se deslizan por mi alma,
y mis oídos se cierran,
al escuchar aguas claras.
¿Es por eso que me dicen
que el arroyo era cascada?

© Chelo Santa Bárbara y Fernando Gessa 
© Camila Cagliolo (Foto)

10 de septiembre de 2016

Búscame


Piensa en aquel lugar de tus pesadillas,
en aquel sueño que empieza y que no termina,
piensa en sudores fríos que contaminan,
bebe el líquido urente de las ortigas.
Si me quieres buscar, sin mirar atrás,
sin reptar, miserable, como un ofidio,
sin haber ocultado tu cruel orgullo,
sin haber suplicado, ni haber cedido,
búscame en tu querencia, más yo decido.
Has de viajar desnudo a los mil infiernos,
entre alimañas crueles que te devoren,
que consuman tus ojos, tus sesos yermos.
Si me buscas entonces, me encontrarás,
son esos los lugares que te deseo,
yo te estaré esperando, tenlo por cierto,
entre un fuego voraz que te hará su reo.

© Skidoo! (Foto)

31 de agosto de 2016

Secreto


A lo largo de esta vida,
mucho antes de la muerte,
algo se enraizó en mi alma
y se fundió con mi mente.
Fuiste siempre mi secreto
de la fugaz juventud,
de mi amor, el amuleto,
no quise que lo supieras,
que fuera yo, solo yo,
quien en silencio sufriera.
Soñé con posibles besos
de pasión, en primavera,
con tu calor en invierno,
con tu cara tan morena…
Más tomé una decisión 
en una noche cualquiera.

20 de agosto de 2016

Cuando dejé de soñar


Cuando dejé de soñar
tu amor se congeló,
cuando dejaste de soñar
el mundo gris germinó.